DRISS NIGRA TRÍO
Año Internacional de la Reconciliación
Otras músicas
driss-nigra

Driss Nigra
ud, laúdes árabes
Abdelali Roudani
violonchelo
Muhssine Al Kouraichi
darbouga, percusiones

ProgramaMúsicas de Ziryab

Longa Riad (Maqam Nahawand)
Samai (Higaz Turquí)
Mis Recuerdos (Nahawand)
Hikayat (Higaz)
Omu Kaltum (Sigah)
Entre dos Tierras (Kurdi)
Bicave (Nahawand)
Músicas del Magreb

Notas al programa
El laúd árabe es el instrumento rey de la música árabe. Tradicionalmente los cantantes lo utilizaban para acompañarse en sus canciones y como instrumento imprescindible en la orquesta árabe. A mediados del siglo XX y gracias a músicos como Jamil y Munir Bashir, esto cambio radicalmente y ahora también se utiliza como instrumento solista, de modo que hoy en día se puede asistir a un concierto solo de laúd árabe, muestras de ello son los lauditas Hussain Sabsaby (Siria), Naseer Shamma (Irak) o Said Schraibi (Marruecos) entre otros muchos.

El laúd es un instrumento antiquísimo que nació en la Antigua Mesopotamia, se extendió por toda Asia con la Ruta de la Seda y entró en Europa por España con la Conquista Islámica. En los tiempos de Abderraman II, en el siglo IX, llegó desde la escuela de los Mossulies de Bagdad un músico de origen persa llamado Ziryab, que creo las primeras escuelas de música en la península ibérica. Además Ziryab, ya afincado en Al-Andalus, modificó el laúd tradicional de cuatro órdenes y le añadió la quinta cuerda. En esta época cada cuerda tenía su significado y simbolizaban un humor del cuerpo humano: la primera, teñida de color amarillo, la bilis; la segunda cuerda, de color rojo, la sangre; la tercera, de color blanco, la flema; la cuarta, negra, la bilis negra o melancolía; y Ziryab introdujo la quinta cuerda, también roja, que simbolizaba el alma. (En la medicina antigua se creía que los humores o flujos orgánicos eran los causantes de las enfermedades; las artes y las ciencias estaban muy unidas y por ello se le daba esa simbología a las cuerdas del laúd). Para Ziryab, esa cuerda que añadió, representaba el puente entre la música y el alma. Ziryab también cambió el plectro de madera por el de pluma de águila, que proporcionaba un sonido más limpio y delicado. También en Al-Andalus se generalizó el uso de rosetas en la tapa de los instrumentos, con lo que el laúd árabe adoptó aquí una estética bastante similar a la que se ha conservado hasta nuestros días en los Países Árabes. En la actualidad podemos encontrar laúdes de corte similar al que se exporto de la Andalucía musulmana, pero con las variaciones lógicas que han sufrido con el paso de los siglos: a partir de los años 50-60 se dejaron de construir laúdes de 5 órdenes y ahora solo encontramos de 6 órdenes e incluso de 7. También en esta época, la construcción de laúdes árabes sufrió un cambio de dirección hacia la búsqueda de un sonido con más potencia que cubriera las necesidades del laúd solista, aunque conviviendo con el tradicional. Uno de los primeros cambios consistió en prescindir de la roseta central dejando la boca libre (como en la guitarra) e incluso prescindir de ella en las otras 2 bocas. El objetivo de este cambio es evitar que la roseta obstruya la salida del sonido. La otra modificación más significativa llevada a cabo en el siglo XX, fue la de cambiar el puente fijo (como el de la guitarra), adosado a la tapa, por uno móvil (como el de la mandolina) haciendo que las cuerdas descansen en la parte final del cuerpo del laúd, lo que hace que las cuerdas adquieran más tensión y con ello más potencia y volumen. A parte de estas generalidades, nos podemos encontrar diferentes estilos y estéticas dependiendo del país, ya que podemos encontrar laúdes árabes desde Marruecos hasta Irak. También en Irán y Turquía existen laúdes similares al árabe, el laúd turco y el barbas iraní.

Driss Nigra ud, laúdes árabes
Tetuán (Marruecos), 1978. Cursa sus estudios en el Conservatorio Superior de Música de Tetuán. Interesado por la Música Antigua, realiza estudios en Egipto y en Rabat, donde en 1999 obtiene el 1º Premio del Conservatorio Nacional de Rabat, así como el título de Educación musical. Intérprete de música sufí, Andalusí y clásica árabe. Participa en festivales de Música Antigua en España, Francia, Italia, Portugal y Marruecos, en ciudades como Barcelona, Sevilla, Granada, Úbeda y Baeza, París, Cremona, Faro, Tánger, Casablanca… Ha realizado grabaciones discográficas para la radio y la televisión marroquí. Colabora con la Orquesta Chekara de Tetuán entre otros. En los últimos años ha trabajado como laudista principal de la Orquesta al Hilal de Tetuán. En 2007 participa en el Festival de Música Árabe de Argelia y en el 10º Festival del Ud de Tetuán en 2008. Ese mismo año participa en la grabación de “Picasso” de Enrique Morente.

Abdelali Roudani violonchelo
Rabat. Estudió violoncello en el Conservatorio de Rabat y en el Centro Internacional de Music de Paris. Tras su regreso se incorporó a la Orquesta Filarmónica de Maroc, y más tarde en la Orquesta Gendarmia. Su interés por la música antigua, étnica y de corte tradicional le ha llevado a progresar en un inagotable itinerario musical a través de distintos estilos musicales. Paralelamente a su labor como intérprete solista, ha participado en agrupaciones como Orquesta de RTV, Grupo Chabab, Orquesta Chekara con Micael Nyman, en diversos festivales, ciclos, muestras y jornadas en el marco de la música antigua y tradicional, en Marruecos, España, Francia, Italia, Países Bajos, Polonia... En 2004 fue "invitado de honor" en el Festival Sacro de Fez.

Muhssine Al Kouraichi darbouga, percusiones
Tetuán (Marruecos). Estudia en el Conservatorio Superior de Música de Tetuán. Ofrece conciertos en Marruecos, Egipto, Túnez, Italia, Francia, Alemania, Portugal y España, colaborando con músicos como Omar Faruk, Cheb Khaled, Segundo Falcón, José Mercé, Enrique Morente, orquestas Andalusí de Tetuán y de de Tánger… Realiza grabaciones discográficas tanto en su país como en España, abarcando el estilo clásico árabe, música andalusí, folklore marroquí y la fusión árabe-flamenco. Ha realizado grabaciones discográficas para radio y TV. Colabora con la Orquesta Andalusí de Tetuán, Al Maqam, Driss Nigra entre otros.