DANIELA IOLKICHEVA + Mª ANTONIA RODRÍGUEZ
Centenario de la muerte de Isaac Albéniz
Música clásica
daniela-iolkicheva-ma-antonia-rodriguez

El dúo de flauta y arpa es una de las combinaciones camerísticas más agradables y exquisitas de las que podemos disfrutar. Las sonoridades dulces y sugerentes de ambos instrumentos se entremezclan a la perfección en esta combinación, la cual creemos que estará cumplidamente representada por músicos de tan reconocido prestigio como son Mª Antonia Rodríguez y Daniela Iolkicheva.

ProgramaAlbéniz y su entorno

ISAAC ALBÉNIZ (1860-1909),
Granada

PABLO SARASATE (1844-1908)
Zortzico - Romanza andaluza

ENRIQUE GRANADOS (1867-1916)
Danza Española nº 5

MANUEL DE FALLA (1876-1946)
Serenata andaluza (para arpa)

GABRIEL FAURÉ (1845-1924)
Siciliane - Berceuse

CLAUDE DEBUSSY (1862-1918)
Syrinx (para flauta)

CLAUDE DEBUSSY, Suite
La fille aux cheveux de lin de “Preludes I”
Clair de Lune de “Suite Bergamasque”
La plus que lente
Golliwogg´s cakewalk  de “Children´s Corner”

ISAAC ALBÉNIZ
Tango
Zambra granadina (Danza oriental)

Notas al programa
Isaac Manuel Francisco Albéniz Pascual (1860-1909) no compuso solamente para piano; escribió canciones, temas orquestales, música de cámara y obras de escena (recientemente se reestrenó “Pepita Jiménez” y se grabó “Merlín”).

“Granada” es una serenata que pertenece a la Suite Española para piano op. 47, la cual representa en miniatura los diferentes estilos de música de España, incluyendo  “Cuba”, que  formaba parte de España en 1880 y es una habanera. Las ocho piezas originales son: Granada, Cataluña, Sevilla, Cádiz, Asturias, Aragón, Castilla y Cuba, aunque sólo las tres primeras y Cuba aparecen en la primera colección. Las otras piezas se publicaron más tarde con otros títulos. Fue Hofmeister quien publicó los ocho en una colección después de la muerte de Albéniz.

Martín Melitón Pablo de  Sarasate (1844-1908), fue considerado junto a Paganini, el mejor concertista y compositor de violín, donando su Stradivarius al Conservatorio de Madrid y también  una generosa cantidad para la organización de un concurso de violín que desde entonces lleva su nombre. En sus obras hay una gran dificultad técnica avalada por su gran dominio del instrumento y una continua inspiración en el  folklore español, concretamente en la jota Navarra y el zortziko vasco, en los cuales destacan el ritmo y la melodía como punto de partida de su sello característico.

Enrique Constanzo Granados y Campiña (1867-1916), catalán como Albéniz también  estudió composición en Barcelona con Felipe Pedrell, destacando como pianista y relacionándose allí con Albéniz y en París con los músicos más reconocidos del momento, como Fauré y Debussy. La Danza Española número 5 es una de las más conocidas de las 12 que escribió para piano, también llamada Andaluza o Playera. Es un Andantino quasi allegretto en el que la melodía flamenca transcurre acompañada de una escritura que recuerda al acompañamiento de la guitarra española.

Manuel  María de los Dolores Falla  y  Matheu (1876-1946), junto con Albéniz y Granados, es el compositor más importante de música clásica española de la primera mitad del siglo XX. En 1901 también conoció en Barcelona a Felipe Pedrell, quien despertaría su interés por el cante jondo y el flamenco en general y en el Conservatorio de Madrid estudió piano con José Tragó, un condiscípulo de Albéniz. La “Serenata Andaluza” es una obra de juventud  estrenada en 1900 en el Ateneo de Madrid.

Gabriel Urbain Fauré (1845-1924) fue un compositor francés romántico en sus inicios e impresionista posteriormente, también organista y profesor de composición del Conservatorio de París donde tiene como discípulos a Enescu, Ravel, Cassella y Nadia Boulanger, y donde en 1905 sucede a Dubois como director. Compuso pequeños géneros, obras cortas para piano y canciones de un sonido íntimo y emotivo en una Francia donde triunfaba el sello llamativo de Wagner y sus seguidores. La Siciliana y la Berceuse son una clara expresión de su estilo.

Claude-Achille Debussy (1862-1918). De él dice Pierre Boulez: “Sólo a Debussy podemos situarlo junto a Anton Webern en una misma tendencia a destruir la organización formal preexistente en la obra, en un mismo recurrir a la belleza del sonido por sí mismo, en una misma pulverización elíptica del lenguaje”. Para Boulez es Debussy es verdadero precursor de la música contemporánea. A pesar de que de algún modo rompió con el romanticismo, la tradición del barroco francés, por ejemplo cobra especial importancia en sus tres sonatas de cámara. Syrinx es una obra original para flauta  escrita originalmente sin barras de compás ni signos de respiración. El flautista Marcel Moyse las añadió y actualmente está muy extendida esta edición. Según el libreto de la obra Psyché, del escritor Gabriel Mourey, esta obra representa el lamento del dios Pan antes de morir, quien perseguía a la ninfa Siringa (syrinx) de la que estaba enamorado. Ella se lanzó al río Ladón y sus compañeras la convirtieron en un cañaveral para que se librara de su perseguidor. A Pan le encantó el sonido del viento entre las cañas, por eso en un principio la obra se llamaba La Flauta de Pan.

Las siguientes obras de Debussy son adaptaciones para flauta y arpa de obras para piano en las que ha permanecido su inspiración en el movimiento pictórico  de la época, consistente en pinceladas sueltas que finalmente describen una figura evocadora, de gran tono poético y de improvisación, liberadas de las ataduras de tonalidad.

Finalmente, el “Tango” de Albéniz forma parte de la colección “Seis hojas de álbum” op. 65 y es una seductora habanera que ha sido sometida a diversas transcripciones de las cuales ésta es una delicada muestra. La Zambra Granadina (Oriental) op. 92 es una danza perteneciente a los “Cantos de España”  para piano.  Al igual que Falla y Granados, Albéniz hace una evocación de la Alhambra en la que se percibe claramente la unión entre la música y el alma de España.

Aurora López

Daniela Iolkicheva arpa
Sofía (Bulgaria). Doctorada en Arpa y Piano por el Conservatorio Superior N. Rimsky-Korsakov de San Petersburgo. Solista de arpa de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla desde su fundación en 1991. Ha realizado grabaciones para la RTV de Bulgaria, Rusia, España e Italia. Actúa en recitales, grupos de cámara y como solista de diversas orquestas de España, Alemania, Portugal, Italia, Rusia y Bulgaria. En 1992 es invitada a colaborar con la Royal Philarmonic Orchestra bajo la dirección de Mstislav Rostropovich. Es invitada al Festival Internacional de Santander y al Festival Internacional de Granada. Entre sus numerosas premios destacan el VII Concurso Nacional de Arpa en Bulgaria, Festivales Internacionales de Moscú y San Petersburgo (1988), Premio A. Segovia y J. M. Ruiz Morales en Música en Compostela (1991), 1º premio J. François en el I Concurso Ibérico de Música de cámara con Arpa (2004)...

Mª Antonia Rodríguez flauta travesera
Gijón (Principado de Asturias). Titulada profesional de piano y superior de flauta con Premio de Honor Fin de Carrera del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid han sido sus maestros César San Narciso (Asturias), Antonio Arias (Madrid) y Raymond Guiot, Alain Marion y Philippe Pierlot (París). Forma dúo con Aurora López (piano) y con Daniela Iolkicheva (arpa). Ha realizado numerosas grabaciones para Canal Clásico, RTVE, RAI, Radio France, etc. Su grabación en directo del Concierto Pastoral del maestro Rodrigo bajo la batuta de Sergiu Comissiona fue premiada por la Academia de las Artes y Ciencias de la Música como mejor CD del  año en 2003. Entre 1986 y 1990 fue flautín solista de la Orquesta Sinfónica de Madrid. Desde 1986 pertenece al cuerpo de profesores de Música y Artes Escénicas en la especialidad de flauta. Desde 1990 es flauta solista de la Orquesta Sinfónica de RTVE.