AL MAQAM
Año Internacional de la Reconciliación
Otras músicas

Abdel Azíz Samsaoui
kanún (salterio)
Fathi Ben Yakoub
violín
Youssef Housaini
ud, voz
Muhssine Al Koraichi
dumbek, bendir, riqq

En árabe, Al-Maqam es un fragmento o escala musical donde se desarrolla la música mágica del Oriente con Tarab que alude a las sensaciones o sentimientos que la música despierta en el alma. En la España musulmana, este arte estaba ligado a los procesos cósmicos y a los estados de ánimo humanos. Al-Andalus desarrolló una música compleja y delicada que se alimentaba de las culturas magrebíes, hispana y del cercano oriente. El refinamiento persa -de la mano de Ziryab-, la sobriedad árabe y la jovialidad beréber se fundieron con la herencia hispano-visigoda y la hebrea para crear en el Califato y los Reinos de Taifas un arte autóctono.

La música y la poesía andalusí nos cuentan hasta que punto el valor del amor era necesario y útil para el desarrollo y la prosperidad de toda la cultura arábigo-andalusí.

Estas músicas y cantos encuentran en el norte de África, Al magreb, la mejor forma de manifestarse a través de la cultura tradicional, cuyo mejor ejemplo sería la ceremonia de la boda o la noche andalusí que presenta este programa.

ProgramaMúsica y Danza Andalusí de Al-Andalus

Kudam Isthlal
Batí garibat el Hussein
Subhana man jamalak
Ya moja rani
Samita chanhaz
Muwachah fog nakhal
La muni
Muachah jadaka al rayto
Zawia
Samayi
Alah alah ya baba

Notas al programa
La Música Andalusí, especialmente al-Ála en Marruecos, fue estructurada y organizada a través de la civilización andalusí, y fueron sus artistas quienes la mantuvieron viva a través del tiempo con un alto nivel cultural y artístico, lo que nos ayuda a comprender su dulzura y delicadeza. La forma de esta herencia musical son las nubas que equivalen a una especie de sinfonía o suite actual. En leguaje árabe nuba significa “ciclo” o “vuelta”, este término se utilizó en los reinos abbasíes para referirse al tiempo que cada artista podía cantar ante el Califa. También recibe este nombre en la música magrebí andalusí, el conjunto de piezas con un contenido ordenado y conocido; cada nuba recibe un nombre de la primera escala musical sobre la que se constituye su armonía. Hoy en día la cantidad de nubas utilizadas en Marruecos son once. Cada nuba contiene cinco ritmos, y dentro de éstos están los lentos, rápidos y moderados.

La primera impresión para el que no ha tenido nunca contacto con esta música es todo un sobresalto y un descubrimiento. Las nubas ordenan las obras musicales en función del modo, los ritmos y el contenido poético de sus textos. Fue en la época de los Reinos de Taifas cuando esta creación musical alcanzó su plenitud, con el mítico Ziryab, músico persa que creó la primera escuela musical en Córdoba en el siglo IX, trayendo con él la tradición musical del oriente medio (moaxajas y zejel), y dándole nueva vida e impulso al arte andalusí. La tradición nos habla de veinticuatro nubas, una para cada hora del día, puesto que, como fiel reflejo de este mundo medieval, los modos musicales producen un efecto especial sobre el espíritu humano, en correspondencia con la hora del día, los colores o la estación del año. La nuba de las amantes, compuesta para ser interpretada durante la noche hasta el alba, describe el encuentro de los amantes y su tristeza por la separación cuando comienza el día. Describe con gran belleza el momento en que la primera luz del día despierta a la naturaleza con la fragancia de los jardines y el inicio del canto de los pájaros.

Abdel Azíz Samsaoui kanún (salterio)
Marrakech (Marruecos). Formado en el Conservatorio de música Andalusí de Tetuán. Formó parte de la Orquesta Joven del Conservatorio de Música Andalusí de Tetuán. Su trayectoria artística se ha enriquecido con colaboraciones y grabaciones en diferentes grupos y estilos musicales. Entre ellos destacan sus trabajos con Alía Música, Aman Aman, Alquimia, Al Maqam, Cinco Siglos, Basidou, L´Ham de Foc, Orquesta Chekara de Tetuán con Enrique Morente, Triphony, Carmen Linares, Michael Nyman,... En 1999 participa en el Festival de música antigua de la Universidad de Tartu (Estonia), dictando conferencias y semanarios.

Fathi Ben Yakoub violín
Tetuán (Marruecos). Formado en el Conservatorio de Música Andalusí de Tetuán, donde realiza estudios de violín clásico árabe y andalusí. Forma parte de la Orquesta Joven del Conservatorio de Música Clásica Árabe de Tetuán. Diplomado de Honor del Concurso Real para jóvenes Intérpretes de Marruecos. Su trayectoria artística se ha enriquecido con colaboraciones y grabaciones en diferentes grupos de diversos estilos musicales como Al-Maqam, Chabab, Chekara, Basidou... Ha colaborado con Enrique Morente, Arcángel, Carmen Linares, Segundo Falcón, Michael Nyman, Matthieu Saglio…, y participado en el Festival de Música Antigua (Cuenca), Tres Culturas (Murcia), Bienal de Flamenco (Sevilla), Festival de la Luna Mora (Málaga), Festival Etnosur (Jaén)...

Youssef Housaini ud, voz
Tetuán. Estudia en el Conservatorio de Tetuán. Interesado por la Música Antigua, estudia en Tánger y Rabat. Como concertista ha participado en festivales de Música Antigua en España, Francia, Italia, Portugal y Marruecos. Ha realizado grabaciones discográficas para radio y TV. Colabora con la Orquesta Andalusí de Tetuán, entre otros.

Muhssine Al Koraichi dumbek, bendir, riqq
Tetuán (Marruecos). Estudia en el Conservatorio Superior de Música de Tetuán. Ofrece conciertos en Marruecos, Egipto, Túnez, Italia, Francia, Alemania, Portugal y España, colaborando con músicos como Omar Faruk, Cheb Khaled, Segundo Falcón, José Mercé, Enrique Morente, orquestas Andalusí de Tetuán y de de Tánger,… Realiza grabaciones discográficas tanto en su país como en España, abarcando el estilo clásico árabe, música andalusí, folklore marroquí y la fusión árabe-flamenco. Ha realizado grabaciones discográficas para radio y TV. Colabora con la Orquesta Andalusí de Tetuán, Al Maqam, Driss Nigra entre otros.