Logotipo del Patronato del Real Alcázar de Sevilla

Jardín del Cenador de la Alcoba

Puerta de galería de gruteescos con columna en primer plano

Sobre los naranjales se crea en 1546 un espacio para el descanso y la contemplación de Carlos V, el príncipe humanista. El jardín se encuentra centrado en el Pabellón de Carlos V, remodelación posiblemente de una qubba (oratorio musulmán) que presidía el cementerio real, de donde derivaría el nombre de Huerta de la Alcoba. El templete reúne escudos, seres mitológicos, elementos vegetales, así como una llamativa solería. Ordenado como lugar para cenar en las calurosas noches de verano, desde entonces es conocido como el Cenador de la Alcoba. Durante el siglo XVII se añade muy cerca el Cenador del León, un pequeño pabellón de planta cuadrada que debe su nombre a la fuente circular con un león de piedra que preside su entrada. El laberinto de mirto, tuya y ciprés localizado junto a ambas edificaciones es una aportación del siglo XX.