Logotipo del Patronato del Real Alcázar de Sevilla

Jardín del Marqués de Vega-Inclán

Por el lado trasero de la Galería de Grutescos, atravesando la Puerta del Privilegio y fuera del lienzo almohade, se configuran nuevos espacios durante el siglo XX. El más extenso fue ejecutado en 1913 por el marqués de Vega-Inclán siguiendo la traza de un jardín neoclásico en forma de tablero de ajedrez. En los veinte parterres que lo conforman abundan los árboles frutales, en recuerdo de los orígenes agrícolas del enclave: naranjos, mandarinos, nísperos, perales. El conjunto constituye un buen ejemplo del “jardín andaluz”, combinación del antiguo jardín renacentista con fuentes y albercas granadinas, azulejos y grandes árboles.